domingo, 14 de noviembre de 2010

MEDIOS Y MENSAJES

“…el medio es el mensaje porque es el medio el que configura y controla la escala y la forma de la asociación humana y su acción. Los contenidos o usos de los medios son tan diversos como ineficaces en configurar la forma de asociación humana”
“Incluso pequeños cambios en el ambiente de los que están muy bien adaptados, los sorprende sin recursos para enfrentar nuevos desafíos…….. Toda su inversión en estatus y seguridad está en una sola forma de conocimiento adquirido, por lo que la innovación no es para ellos novedad sino aniquilación.”

Marshall McLuhan http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/mcluhan.htm en “Understanding Media; The extension of Man”

McLuhan, en su clásico ensayo sobre los “medios” afirma que nuestro interés por los contenidos, o la información que circula por los medios, y nuestros intentos por controlar ese contenido y darle significado, nos lleva a distraernos de lo verdaderamente transformadores que son los medios en sí mismos. Es decir, sea lo que sea que digamos a través de la radio, la mera existencia de ese medio de comunicación ya está transformando la forma en la que nos relacionamos en nuestra sociedad; no importa cuál sea el contenido de lo transmitido. Esto es más fácil entenderlo con el ejemplo que McLuhan mismo da, el de la electricidad. El hecho de que la electricidad sea transmitida y permita encender luces, hace que la relación día/noche cambie totalmente; con luces artificiales podemos organizar eventos de todo tipo a horas en que esto era imposible antes y así cambiar la forma en que una sociedad realiza sus transacciones. La electricidad no lleva ningún “contenido”. Este efecto o “mensaje” reorganizador de los nuevos medios sorprende a aquellos que han adquirido poder y estatus en una sociedad organizada en torno a otros, más antiguos medios; por ejemplo la escritura linear, el texto escrito en libros, las novelas, la imprenta. “Hoy ya nadie lee!” es la crítica que hacen los que hoy “saben” y quieren que la gente apague los televisores, deje de buscar cosas en INTERNET y se siente a leer los clásicos. También buscan “mejorar” el contenido de los programas de televisión, los programas de radio y de trillones de páginas de INTERNET para que la gente deje de leer, ver y tocar “basura”. Hay profesores que prohíben a sus alumnos usar INTERNET para preparar sus tareas porque “lo único que hacen es cortar y pegar”, en vez de memorizarse todo un libro y repetirlo como un loro. En realidad, la presencia de nuevos medios altera fundamentalmente la relación de poder entre los que “saben” y los que “no saben”. La sociedad interconectada de hoy es una sociedad en la que todos estamos aprendiendo al mismo tiempo; el paciente y su médico, el alumno y su profesor, el procesado y su abogado, el político y su electorado, el lector de noticias y el periodista. La reciente experiencia de la publicación en la red mundial de cientos de miles de archivos secretos de la CIA, nos muestra que “saber” ya no es “poder” porque todos pueden saber; en cualquier momento asistiremos a la revelación mundial de la fórmula secreta de Coca Cola. Ahora lo importante es saber aprender y saber usar mejor el conocimiento en la acción. Mi competidor no es más débil porque no conoce mi negocio. No puedo esconder información de mis proveedores, ni de mis empleados. No puedo guardar en secreto mis costos, ni mis fuentes de financiación, ni mis socios, ni mucho menos mis “buenas ideas”, que seguramente son las mismas que ya se le ocurrieron a millones de indios o chinos antes que a mí.
Creo que Stroessner, por intuición de dictador, sabía que sería malo para él que todos tuvieran acceso al teléfono, porque la gente se hablaría; no era tan peligroso lo que se dirían, sino el hecho de que el teléfono acercaría a todos y los haría más fuertes, en vez de tenerlos dispersos y debilitados. ANTELCO no llevó el teléfono a todos los hogares, como pudo haberlo hecho. Sin embargo, al dictador no le pareció peligroso que todos tuvieran luz eléctrica, porque supongo que así se los podrían vigilar mejor. ANDE sí llevó, aunque sea un foco, la luz a cada hogar.

1 comentario:

  1. Interesante reflexión que explica de alguna manera las fuertes crisis de readaptación por la que atraviezan muchos medios de comunicación en Paraguay-me refiero a ellos como que son los que ostentan el denominado cuarto poder, capaz de marcar agenda política y económica- Ya que con la revolución digital, el auge del uso de las redes sociales y la mayor penetración de la tecnología en los hogares, se vieron en la necesidad de buscar nuevas y mejores formas de relacionamiento con sus lectores-consumidores. Creo que estamos cada vez más cerca de una comunicación horizontal, donde toda la sociedad se volverá homogénea-al menos en el mundo cibernético.

    ResponderEliminar